Las trenzas africanas, una moda que nunca termina

0
188

Todos hemos visto alguna vez a una chica que llevaba trenzas africanas. Es una moda que comenzó hace años, por parte de europeos y americanos, que tenía como objetivo emular este tipo de peinado africano. Existen dos opciones a la hora de hacerse este tipo de trenzas africanas, o bien comprarlas hechas y anclarlas al pelo o hacerlas directamente del pelo (en este caso habría que tener el pelo mucho más largo). Obviamente, la opción más fácil es comprar las trenzas africanas ya fabricadas y ponerlas en el pelo. Actúan a modo de extensiones, pero en lugar de ser de pelo normal, son de pelo que ya tiene las trenzas africanas hechas.

Los problemas de las trenzas africanas

Como todo en la vida, este tipo de peinado tiene sus contras. En las extensiones de pelo es menos problemático, porque puedes quitártelas y ya está, incluso en caso de que se deterioren puedes comprarte unas nuevas, pero en el caso de las trenzas hechas con el propio pelo hay muchos problemas de salud del pelo. Se trata de un peinado que genera mucha tensión en el cuero cabelludo, lo cual puede desencadenar en caída del pelo, pero no solo eso, ya que el hecho de hacer las trenzas hace que sea prácticamente imposible lavar el pelo en condiciones, por tanto, mientras dure este peinado, el lavado del pelo va a ser mucho menos eficiente que de manera convencional. En definitiva, las trenzas africanas son un peinado muy bonito y llamativo, pero en lo que respecta a salud y limpieza, no es la mejor opción. Si estas empeñado en tener este peinado, pero no quieres dañar tu pelo, la mejor opción es optar por las extensiones.

Otro gran problema que surgió hace unos años con respecto a las trenzas africanas es la apropiación cultural. Este concepto que tan de moda se ha puesto últimamente también afecto a las trenzas africanas. Esto se debe a que el origen de estas trenzas no es la que la mayoría de la gente piensa. Esta comúnmente extendido que las trenzas africanas no son más que un peinado típico de algunos países del continente africano, pero esto no tiene nada que ver con la realidad. Lo que en realidad dio origen a este peinado fue una estrategia que desarrollaron algunos esclavos africanos, que tenía como propósito marcar vías de escape de los campos de concentración por medio de las trenzas. Era una especie de mapa de como dejar de ser esclavo a través del pelo. Para aquellos africanos que conocen el verdadero origen de las trenzas, es probable que el uso de este por los europeos pueda ser molesta, llegando incluso a considerarlo una falta de respeto. Esto fue lo que hizo que se extendiera la idea de que el uso de trenzas africanas por gente blanca era un caso de apropiación cultural. Hoy en día aún sigue habiendo gente que está en contra de que la gente de raza blanca utilice este tipo de peinado, pero cada vez son menos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí